Nadie puede revelar fotos o vídeos sin tu

consentimiento, si menoscaban tu intimidad.